El encéfalo produce y libera estrógenos.

Esto ya no es así.
Esto ya no es así.

El encéfalo produce y libera estrógenos. El hipotálamo podría controlar directamente la función reproductiva en macacos Rhesus y, muy posiblemente, también en mujeres. Esta es la sorprendente conclusión de un estudio publicado en Journal of Neuroscience realizado por un equipo encabezado por Brian Kenealy, del Centro Nacional de Investigación Primate de Wisconsin. Este descubrimiento puede permitir una mejor comprensión de los cambios hormonales que se producen desde antes del nacimiento y durante todo el proceso de envejecimiento.

Se sabe desde hace 80 años que el hipotálamo, una región del encéfalo (que no del cerebro o telencéfalo), participa en la regulación del ciclo menstrual y la reproducción. En los últimos 40 años se ha especulado repetidamente con la existencia de estrógenos neuronales, pero se desconocía si eran producidos y liberados in situ.

Para comprender la relevancia del descubrimiento, repasemos someramente, y sin ánimo de ser exhaustivos, la importancia de los estrógenos en general, y del estradiol en particular, en la mujer.

La mayoría de los estrógenos, como el estradiol, una hormona que controla el ciclo menstrual, se produce en los ovarios. El estradiol circula por el organismo, incluyendo el encéfalo, e influye en la reproducción, el peso corporal e, incluso, en el aprendizaje y la memoria. El estradiol también induce, en la mujer en desarrollo, el crecimiento de la mucosa uterina, la maduración de los genitales femeninos, el crecimiento de los senos y los cambios en la distribución del tejido adiposo que diferencian a la mujer de la niña. De aquí, se deduce fácilmente, que la extirpación quirúrgica de los ovarios o la menopausia tengan multitud de efectos secundarios asociados.

Existen enfermedades que pueden o podrían estar ligadas a desequilibrios de estrógenos: alzhéimer, derrame cerebral o depresión, pueden ser las más conocidas; pero también existe todo un abanico de enfermedades autoinmunes, como la encefalomielitis autoinmune experimental, de la familia de la esclerosis múltiple. El nuevo descubrimiento, de confirmarse, podría convertir al hipotálamo en una nueva diana terapéutica para fármacos destinados a tratar/paliar estas enfermedades.

El estudio llevado a cabo por Kenealy et al. consta de tres partes. Veámoslas esquemáticamente.

En el primer experimento se administraba benzoato de estradiol directamente al hipotálamo de macacas Rhesus a las que se les había extirpado previamente los ovarios quirúrgicamente. Esta infusión de estradiol provocó la liberación inmediata de hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Hasta aquí, esperable, ya que los estrógenos son los que regulan la liberación de GnRH.

En el segundo experimento, se estimulaba eléctricamente (suavemente, intentando reproducir el efecto neurotransmisor de los estrógenos) el hipotálamo lo que provocaba la liberación tanto de estradiol como de GnRH. Esto ya es muy llamativo: aparece estradiol donde no se ha administrado ninguno. Podría interpretarse como que la llegada de la hormona puede hacer que se libere más de ella misma.

En el tercero los investigadores aportaron letrozol (un inhibidor de aromatasa; los estrógenos se producen a partir de andrógenos mediante este tipo de enzimas) y no hubo manera de que se liberasen ni estradiol ni GnRH. Lo que significa que tanto el GnRH (ya conocido) y el estradiol (nuevo descubrimiento) se producían in situ.

La investigación, como hemos repetido varias veces, se ha realizado en macacas Rhesus. También es cierto que estos macacos han probado repetidamente ser buenos modelos biomédicos de los sistemas reproductivo, inmune y neurológico humanos. No sabemos qué nos traerá este hallazgo, lo que sí es cierto es que permitirá comprender mejor los cambios hormonales en todas las fases del desarrollo.

Referencia:

Kenealy B.P., Kapoor A., Guerriero K.A., Keen K.L., Garcia J.P., Kurian J.R., Ziegler T.E. & Terasawa E. (2013). Neuroestradiol in the Hypothalamus Contributes to the Regulation of Gonadotropin Releasing Hormone Release, Journal of Neuroscience, 33 (49) 19051-19059. DOI:

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>