Cambio-climatico-580x580

Las primeras ideas sobre la existencia del cambio climático son muy antiguas. Sin ir más lejos, Teofrasto, el sucesor de Aristóteles en el Liceo, escribió acerca de la sequía como consecuencia de la deforestación. Sus ideas, revitalizadas durante el Renacimiento, ayudaron a fomentar la preocupación por la deforestación en las colonias europeas, y desde el siglo XVIII en adelante los gobiernos coloniales establecieron reservas forestales que constituyeron las primeras medidas de conservación del medio ambiente de la historia.

Continúa leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica

In vino veritas

Según la mitología griega fue el mismísimo dios Dionisios el que descendió del Monte Olimpo para enseñar a los hombres a fabricar vino. Según la arqueología moderna ese descenso, de haber existido, habría tenido lugar en Asia Menor (en lo que hoy es el este de Turquía) hace unos 7.000 años. Junto con el arte del vino, Dioniso donó otro regalo que pasó mucho tiempo sin ser reconocido como tal, el tártaro, que se encuentra en el fondo de, entonces, las ánforas y, hoy, las barricas de vino.

Tanto Lucrecio como Plinio el viejo estaban familiarizados con el tártaro. Lo que hoy sabemos que es tartrato ácido de potasio (formalmente hidrógeno tartrato de potasio) era descrito como de sabor agrio y que ardía con una llama de color púrpura, además de proporcionar recetas para una docena de remedios que lo contenían.

Se estudió con más detalle en la Edad Media. El alquimista persa Abū Mūsa Ŷābir ibn Hayyan al-Āzdī (conocido en Europa como Geber) fue el primero en dejar constancia por escrito, alrededor del año 800, de que el tártaro es una sal y aisló el ácido tartárico (y otra buena cantidad de compuestos orgánicos, pero esa es otra historia) aunque no con demasiada pureza. Hubo que esperar a 1769 para obtener el ácido tartárico químicamente puro, cosa que logró Carl Wilhelm Scheele (a la par que otra buena cantidad de compuestos orgánicos). El compuesto se empleaba en la fabricación de cosméticos y remedios medicinales, como la sal de la Rochelle o el tártaro emético, por lo que muchas bodegas se convirtieron de facto en fábricas de ácido tartárico.

Homenaje a La Pesadilla de Henry Fuseli

Hijo de Nix, diosa de la noche, y gemelo de Tánatos, la personificación de la muerte, Hipnos, el sueño, habita una cueva del inframundo de la mitología griega. Por su parte las oraciones matutinas judías y cristianas alabarán a Dios por devolver el alma del durmiente al despertar. Con todo, el pensamiento naturalista primitivo entendía elsueño como un estado pasivo creado por el aislamiento del encéfalo de las demás partes del cuerpo y del entorno.

Sigue leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica

Palacio de Luxemburgo

A última hora de una tarde de 1808 un veterano de la Expedición a Egipto se entretenía paseando por los jardines de Luxemburgo, que desde 1791 eran, como el palacio del mismo nombre, “propiedad nacional”. Llevaba en el bolsillo un cristal de espato de Islandia con el que se entretenía de vez en cuando observando objetos a su través. En un momento dado, ocurrió algo curioso: mientras observaba la luz reflejada en los cristales del palacio se dio cuenta de que, en vez de ver dos imágenes igualmente brillantes, aparecía una mucho más brillante que la otra. Como después diría Pasteur, la suerte favorece a la mente preparada; Étienne-Louis Malus dedujo que el efecto tenía que estar relacionado con el hecho de que la luz fuese reflejada. La luz, concluyó, se polarizaba al reflejarse.

Malus

Malus publicó su descubrimiento en 1809. En 1810 publicaría la teoría de la doble refracción de la luz en los cristales e ingresaría en la Académie des Sciences de París. Poco después inventaría los primeros filtros polarizadores y polariscopios. Ambos se basaban en la reflexión de un haz de luz no polarizada en un ángulo determinado, hoy llamado ángulo de Brewster.

Foto 51 de Gosling-Franklin

Doble hélice es el nombre que se asocia con la estructura molecular del ácido desoxirribonucleico (ADN). Si bien el ADN ya había sido aislado en el siglo XIX e identificado químicamente en 1909, su estructura no fue definida hasta 1953 cuando Francis Crick y James Watson publicaron su modelo.

Sigue leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica

Vikingos

Los vikingos fueron, probablemente, los mejores marinos de la Edad Media. Sus barcos surcaron las aguas no sólo del Mar del Norte o del Atlántico Norte sino también del Mediterráneo y el Mar Negro. Los siglos IX y X fueron los siglos vikingos por excelencia: llegaron a tomar Sevilla, Santiago de Compostela o Pamplona, por poner ejemplos de ciudades conocidas. Pero sus correrías por las costas de lo que hoy es Península Escandinava, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Francia, Península Ibérica, Italia, Península Balcánica, Bulgaria, Rumanía, Ucrania o Rusia no ilustran convenientemente su capacidad marinera.

Expansión vikinga

Los vikingos fueron capaces en el siglo IX de hacer lo que nadie más se atrevía: adentrarse en el misterioso océano Atlántico. De esta manera descubrieron Islandia y se asentaron allí. El siglo siguiente Erik Thorvaldsson (Erik el Rojo) dirigió un grupo de islandeses en el asentamiento en Groenlandia y, un par de décadas más tarde, su hijo Leif Eriksson, se dirigió aún más al oeste llegando finalmente a lo que serían las costas de América del Norte alrededor del año 1000, esto es, 500 años antes que Colón. Los territorios que los vikingos llamaron Helluland, Markland y Vinland corresponderían posiblemente a lo que hoy conocemos como la Isla de Baffin, la Península de Labrador y el Golfo de San Lorenzo.

Tormentas en Neptuno

El amoniaco a presión atmosférica es un gas a cualquier temperatura por encima de los -33ºC. Se ha detectado en el espacio interestelar y como componente de los llamados planetas gaseosos, como Júpiter, Neptuno o Urano. Un artículo publicado en 2012 [1] por un equipo de investigadores encabezado por Sandra Ninet, de la Universidad Pierre y Marie Curie (Francia), afirmaba que a altas presiones y temperaturas, como en el interior de estos planetas, el amoniaco se vuelve ¡superiónico!, formando un “hielo caliente”, a la vez sólido cristalino y líquido. Ahora estos mismos investigadores han comprobado que a temperaturas bajas y altas presiones el amoniaco presenta no una, sino dos estructuras cristalinas diferentes. Los resultados aparecen en un artículo subido a arXiv [2].

Diagrama de fases amoniaco alta presión

Si bajamos la temperatura por debajo del punto de fusión del amoniaco (-77ºC) a presión atmosférica éste forma un cristal molecular típico, cúbico primitivo, con débiles enlaces de hidrógeno, al estilo del hielo de agua. Pero en cuanto intervienen presiones muy altas el comportamiento empieza a ser anómalo hasta la paradoja. Ninet et al. demostraron que por encima de 750K y más de 60GPa (véase el diagrama de fases) aparece una fase superiónica compuesta por NH3, NH4+ y NH2 que se comporta simultáneamente como cristal sólido y líquido.

Como parte de la serie #De, hoy Del vacío:

Bomba de aire de Boyle

La naturaleza aborrece el vacío. François Rabelais condensó en esta frase de La vie de Gargantua et de Pantagruel (1532-1564) el convencimiento de la imposibilidad de la existencia del vacío que, siguiendo a Aristóteles, permeó todo el pensamiento hasta el siglo XVII. Aristóteles argumentó con cierta extensión en el libro IV de su Física en contra de los antiguos atomistas que insistían en que los átomos se mueven en un vacío infinito.

Continúa leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica

PREMIO_ED-1 Con objeto de dar un reconocimiento público a aquellas entradas de blog que, a juicio de Experientia docet, combinan de forma excelente rigor científico, amenidad y animan al lector a querer saber más, hemos decidido crear el “Premio ED a la excelencia en la divulgación científica”. Estos premios también pretenden ser un servicio a nuestros lectores, al poner de relieve entradas de gran calidad que pueden ser de su interés. El premio se rige por las siguientes BASES:
1. El “Premio ED” se concederá a cualquier entrada de blog que, a juicio de Experientia docet, reúna de forma sobresaliente estas características: – trate de cualquier aspecto de la ciencia – combinando rigor con amenidad – incitando al lector a querer descubrir más por sí mismo – sin emplear un exceso de jerga especializada. 2. El “Premio ED” no tiene periodicidad. Se otorga a cualquier entrada que se juzgue merecedora del mismo, publicada a partir del 1 de octubre de 2010. 3. El logotipo del “Premio ED” podrá ser empleado por el autor en la entrada ganadora, o en una barra lateral del blog, en este último caso siempre y cuando haga mención expresa de la entrada premiada. 4. El listado que aparece más abajo es la única relación oficial de los “Premios ED“. 5. Se establece un “Premio ED de Honor” para la iniciativa o blog en su conjunto que, a juicio de Experientia docet, así lo amerite. La concesión de los “Premios ED de Honor” irá acompañada de la publicación de los fundamentos de la misma. 6. Los lectores pueden proponer entradas, iniciativas o blogs mediante correo electrónico, Twitter o Facebook . La decisión de la concesión del premio corresponde, sin embargo, exclusivamente a Experientia docet . Su decisión es final.

Relación de Premios ED de Honor:

1. Fogonazos (acta de concesión)

Relación de entradas premiadas: 1. Entrada: El día que descubrimos Gliese 581 g Blog: Eureka Fecha de publicación: 05/10/10 Autor: Daniel Marín 2. Entrada: La naturaleza de Madagascar contada para europeos (5/6): la pluvisilva montana. Blog: Diario de un copépodo Fecha de publicación: 04/11/10 Autor: Rafael Medina 3. Entrada: Desde el Sol hasta los ojos Blog: La pizarra de Yuri Fecha de publicación: 14/10/2010 Autor: Yuri 4. Entrada: Envejeciendo desde el útero Blog: Fuente de la Eterna Juventud Fecha de publicación: 14/10/10 Autor: Manuel Collado 5. Entrada: 50 soluciones a la paradoja de Fermi (17ª solución): Están transmitiendo pero no sabemos en qué frecuencia tenemos que escucharles. Blog: Física en la Ciencia Ficción [desaparecido] Fecha de publicación: 11/11/10 Autor: Sergio L. Palacios 6. Entrada: El modus operandi del cáncer Blog: MedTempus Fecha de publicación: 08/11/10 Autora: Esther Samper 7. Entrada: ¡Oh, no! ¡Este experimento parece violar la entropía del Universo! Blog: Amazings.es Fecha de publicación: 16/11/10 Autor: Migui 8. Entrada: Alienígenas matemáticos – La adquisición del Banco Estelar de Deneb Blog: El Tamiz Fecha de publicación: 17/11/10 Autor: Pedro Gómez-Esteban 9. Entrada: De vikingos, genética y amerindios en Islandia Blog: La Ciencia y sus Demonios Fecha de publicación: 21/11/2010 Autor: El rano verde 10. Entrada: Por qué no vemos viajeros del tiempo: 10 razones como 10 soles. Blog: Física en la Ciencia Ficción [desaparecido] Fecha de publicación: 16/12/2010 Autor: Sergio L. palacios 11. Entrada: La influencia de la mitología griega en la ciencia (5ª parte): Ares (premio a la serie) Blog: Ese punto azul pálido Fecha de publicación: 29/12/2010 Autor: Daniel Torregrosa 12. Entrada: La nave secreta de la Unión Soviética (en Ciudad Futura, en Eureka) Blogs: Ciudad Futura / Eureka (publicación conjunta) Fecha de publicación: 11/01/2011 Autores: Dani Marín / Paco Arnau 13. Entrada: El largo, largo camino de los Apalaches Blogs: Diario de un copépodo Fecha de publicación: 15/02/2011 Autor: Rafael Medina 14. Entrada: Infinito (I y II) Blog: El Tamiz Fecha de publicación: 29/06/2011 Autor: Pedro Gómez-Esteban 15. Entrada: La noche que Gollum atrapó al más capullo de los antioxidantes Blog: Scientia Fecha de publicación: 10/10/2011 Autor: José Manuel López Nicolás 16. Entrada: Curiosity, corazón de plutonio Blog: brucknerite Fecha de publicación: 29/08/2012 Autor: Iván Rivera 17. Entrada: La historia de las Voyager, los mensajeros interestelares de la humanidad Blog: Eureka Fecha de publicación: 16/09/2012 Autor: Daniel Marín 18. Entrada: Femtoquímica:Viendo una reacción química paso a paso Blog: Cuentos Cuánticos Fecha de publicación: 28/11/2012 Autor: Enrique Fernández Borja 19. Entrada: Qué es un electrón en teoría cuántica de campos Blog: Francis (th)E mule Science News Fecha de publicación: 09/01/2013 Autor: Francisco R. Villatoro 20. Entrada: Ernest Lawrence y los inicios de la Gran Ciencia (I y II) Blog: Los Mundos de Brana Fecha de publicación: 09/04/2013 Autora: Laura Morrón

21. Entrada: Cómo viajar a la Luna Blog: Eureka Fecha de publicación: 03/01/2014 Autor: Daniel Marín 22. Entrada: El lado débil de la física (ii): Rompiendo la paridad + Chien-Shiung Wu, la gran física experimental (I y II) Blog: El zombi de Schrödinger + Los mundos de Brana Fecha de publicación: 04/02/2014 Autor: Jose M Morales + Laura Morrón

640px-DBP_1982_1148_Friedrich_Wöhler

En 1823, Leopold Gmelin, profesor en la Universidad de Heidelberg, movió sus contactos para que un sobresaliente alumno suyo, recién licenciado en medicina, fuese admitido como estudiante en el laboratorio de Estocolmo del químico vivo más importante de la época, Jöns Jakob Berzelius. Allí, Friedrich Wöhler, que así se llamaba el joven médico, se encontró, para su sorpresa, con que Berzelius no era partidario de las instrucciones sistemáticas, sino que prefería orientar a sus estudiantes en la investigación de los temas que éstos libremente habían escogido.

Friedrich Wöhler

Wöhler decidió investigar un tema al que ya había dedicado un tiempo al inicio de sus estudios de medicina en Marburgo: compuestos del ácido ciánico [HOCN] y el cianógeno [(CN)2]. Como parte de sus experimentos Wöhler intentaba sintetizar varios cianatos, entre ellos el de amonio. Intentó conseguir éste [NH4(OCN)] tratando cianato de plomo [Pb(OCN)2] con amoniaco [NH3] en medio acuoso. Tras calentar la disolución para prepararla para la cristalización se dio cuenta de que al enfriar aparecían unos cristales incoloros, que no pudo identificar en ese momento.