Foto 51 de Gosling-Franklin

Doble hélice es el nombre que se asocia con la estructura molecular del ácido desoxirribonucleico (ADN). Si bien el ADN ya había sido aislado en el siglo XIX e identificado químicamente en 1909, su estructura no fue definida hasta 1953 cuando Francis Crick y James Watson publicaron su modelo.

Sigue leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica

Vikingos

Los vikingos fueron, probablemente, los mejores marinos de la Edad Media. Sus barcos surcaron las aguas no sólo del Mar del Norte o del Atlántico Norte sino también del Mediterráneo y el Mar Negro. Los siglos IX y X fueron los siglos vikingos por excelencia: llegaron a tomar Sevilla, Santiago de Compostela o Pamplona, por poner ejemplos de ciudades conocidas. Pero sus correrías por las costas de lo que hoy es Península Escandinava, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Francia, Península Ibérica, Italia, Península Balcánica, Bulgaria, Rumanía, Ucrania o Rusia no ilustran convenientemente su capacidad marinera.

Expansión vikinga

Los vikingos fueron capaces en el siglo IX de hacer lo que nadie más se atrevía: adentrarse en el misterioso océano Atlántico. De esta manera descubrieron Islandia y se asentaron allí. El siglo siguiente Erik Thorvaldsson (Erik el Rojo) dirigió un grupo de islandeses en el asentamiento en Groenlandia y, un par de décadas más tarde, su hijo Leif Eriksson, se dirigió aún más al oeste llegando finalmente a lo que serían las costas de América del Norte alrededor del año 1000, esto es, 500 años antes que Colón. Los territorios que los vikingos llamaron Helluland, Markland y Vinland corresponderían posiblemente a lo que hoy conocemos como la Isla de Baffin, la Península de Labrador y el Golfo de San Lorenzo.

Tormentas en Neptuno

El amoniaco a presión atmosférica es un gas a cualquier temperatura por encima de los -33ºC. Se ha detectado en el espacio interestelar y como componente de los llamados planetas gaseosos, como Júpiter, Neptuno o Urano. Un artículo publicado en 2012 [1] por un equipo de investigadores encabezado por Sandra Ninet, de la Universidad Pierre y Marie Curie (Francia), afirmaba que a altas presiones y temperaturas, como en el interior de estos planetas, el amoniaco se vuelve ¡superiónico!, formando un “hielo caliente”, a la vez sólido cristalino y líquido. Ahora estos mismos investigadores han comprobado que a temperaturas bajas y altas presiones el amoniaco presenta no una, sino dos estructuras cristalinas diferentes. Los resultados aparecen en un artículo subido a arXiv [2].

Diagrama de fases amoniaco alta presión

Si bajamos la temperatura por debajo del punto de fusión del amoniaco (-77ºC) a presión atmosférica éste forma un cristal molecular típico, cúbico primitivo, con débiles enlaces de hidrógeno, al estilo del hielo de agua. Pero en cuanto intervienen presiones muy altas el comportamiento empieza a ser anómalo hasta la paradoja. Ninet et al. demostraron que por encima de 750K y más de 60GPa (véase el diagrama de fases) aparece una fase superiónica compuesta por NH3, NH4+ y NH2 que se comporta simultáneamente como cristal sólido y líquido.

Como parte de la serie #De, hoy Del vacío:

Bomba de aire de Boyle

La naturaleza aborrece el vacío. François Rabelais condensó en esta frase de La vie de Gargantua et de Pantagruel (1532-1564) el convencimiento de la imposibilidad de la existencia del vacío que, siguiendo a Aristóteles, permeó todo el pensamiento hasta el siglo XVII. Aristóteles argumentó con cierta extensión en el libro IV de su Física en contra de los antiguos atomistas que insistían en que los átomos se mueven en un vacío infinito.

Continúa leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica

PREMIO_ED-1 Con objeto de dar un reconocimiento público a aquellas entradas de blog que, a juicio de Experientia docet, combinan de forma excelente rigor científico, amenidad y animan al lector a querer saber más, hemos decidido crear el “Premio ED a la excelencia en la divulgación científica”. Estos premios también pretenden ser un servicio a nuestros lectores, al poner de relieve entradas de gran calidad que pueden ser de su interés. El premio se rige por las siguientes BASES:
1. El “Premio ED” se concederá a cualquier entrada de blog que, a juicio de Experientia docet, reúna de forma sobresaliente estas características: – trate de cualquier aspecto de la ciencia – combinando rigor con amenidad – incitando al lector a querer descubrir más por sí mismo – sin emplear un exceso de jerga especializada. 2. El “Premio ED” no tiene periodicidad. Se otorga a cualquier entrada que se juzgue merecedora del mismo, publicada a partir del 1 de octubre de 2010. 3. El logotipo del “Premio ED” podrá ser empleado por el autor en la entrada ganadora, o en una barra lateral del blog, en este último caso siempre y cuando haga mención expresa de la entrada premiada. 4. El listado que aparece más abajo es la única relación oficial de los “Premios ED“. 5. Se establece un “Premio ED de Honor” para la iniciativa o blog en su conjunto que, a juicio de Experientia docet, así lo amerite. La concesión de los “Premios ED de Honor” irá acompañada de la publicación de los fundamentos de la misma. 6. Los lectores pueden proponer entradas, iniciativas o blogs mediante correo electrónico, Twitter o Facebook . La decisión de la concesión del premio corresponde, sin embargo, exclusivamente a Experientia docet . Su decisión es final.

Relación de Premios ED de Honor:

1. Fogonazos (acta de concesión)

Relación de entradas premiadas: 1. Entrada: El día que descubrimos Gliese 581 g Blog: Eureka Fecha de publicación: 05/10/10 Autor: Daniel Marín 2. Entrada: La naturaleza de Madagascar contada para europeos (5/6): la pluvisilva montana. Blog: Diario de un copépodo Fecha de publicación: 04/11/10 Autor: Rafael Medina 3. Entrada: Desde el Sol hasta los ojos Blog: La pizarra de Yuri Fecha de publicación: 14/10/2010 Autor: Yuri 4. Entrada: Envejeciendo desde el útero Blog: Fuente de la Eterna Juventud Fecha de publicación: 14/10/10 Autor: Manuel Collado 5. Entrada: 50 soluciones a la paradoja de Fermi (17ª solución): Están transmitiendo pero no sabemos en qué frecuencia tenemos que escucharles. Blog: Física en la Ciencia Ficción [desaparecido] Fecha de publicación: 11/11/10 Autor: Sergio L. Palacios 6. Entrada: El modus operandi del cáncer Blog: MedTempus Fecha de publicación: 08/11/10 Autora: Esther Samper 7. Entrada: ¡Oh, no! ¡Este experimento parece violar la entropía del Universo! Blog: Amazings.es Fecha de publicación: 16/11/10 Autor: Migui 8. Entrada: Alienígenas matemáticos – La adquisición del Banco Estelar de Deneb Blog: El Tamiz Fecha de publicación: 17/11/10 Autor: Pedro Gómez-Esteban 9. Entrada: De vikingos, genética y amerindios en Islandia Blog: La Ciencia y sus Demonios Fecha de publicación: 21/11/2010 Autor: El rano verde 10. Entrada: Por qué no vemos viajeros del tiempo: 10 razones como 10 soles. Blog: Física en la Ciencia Ficción [desaparecido] Fecha de publicación: 16/12/2010 Autor: Sergio L. palacios 11. Entrada: La influencia de la mitología griega en la ciencia (5ª parte): Ares (premio a la serie) Blog: Ese punto azul pálido Fecha de publicación: 29/12/2010 Autor: Daniel Torregrosa 12. Entrada: La nave secreta de la Unión Soviética (en Ciudad Futura, en Eureka) Blogs: Ciudad Futura / Eureka (publicación conjunta) Fecha de publicación: 11/01/2011 Autores: Dani Marín / Paco Arnau 13. Entrada: El largo, largo camino de los Apalaches Blogs: Diario de un copépodo Fecha de publicación: 15/02/2011 Autor: Rafael Medina 14. Entrada: Infinito (I y II) Blog: El Tamiz Fecha de publicación: 29/06/2011 Autor: Pedro Gómez-Esteban 15. Entrada: La noche que Gollum atrapó al más capullo de los antioxidantes Blog: Scientia Fecha de publicación: 10/10/2011 Autor: José Manuel López Nicolás 16. Entrada: Curiosity, corazón de plutonio Blog: brucknerite Fecha de publicación: 29/08/2012 Autor: Iván Rivera 17. Entrada: La historia de las Voyager, los mensajeros interestelares de la humanidad Blog: Eureka Fecha de publicación: 16/09/2012 Autor: Daniel Marín 18. Entrada: Femtoquímica:Viendo una reacción química paso a paso Blog: Cuentos Cuánticos Fecha de publicación: 28/11/2012 Autor: Enrique Fernández Borja 19. Entrada: Qué es un electrón en teoría cuántica de campos Blog: Francis (th)E mule Science News Fecha de publicación: 09/01/2013 Autor: Francisco R. Villatoro 20. Entrada: Ernest Lawrence y los inicios de la Gran Ciencia (I y II) Blog: Los Mundos de Brana Fecha de publicación: 09/04/2013 Autora: Laura Morrón

21. Entrada: Cómo viajar a la Luna Blog: Eureka Fecha de publicación: 03/01/2014 Autor: Daniel Marín 22. Entrada: El lado débil de la física (ii): Rompiendo la paridad + Chien-Shiung Wu, la gran física experimental (I y II) Blog: El zombi de Schrödinger + Los mundos de Brana Fecha de publicación: 04/02/2014 Autor: Jose M Morales + Laura Morrón

640px-DBP_1982_1148_Friedrich_Wöhler

En 1823, Leopold Gmelin, profesor en la Universidad de Heidelberg, movió sus contactos para que un sobresaliente alumno suyo, recién licenciado en medicina, fuese admitido como estudiante en el laboratorio de Estocolmo del químico vivo más importante de la época, Jöns Jakob Berzelius. Allí, Friedrich Wöhler, que así se llamaba el joven médico, se encontró, para su sorpresa, con que Berzelius no era partidario de las instrucciones sistemáticas, sino que prefería orientar a sus estudiantes en la investigación de los temas que éstos libremente habían escogido.

Friedrich Wöhler

Wöhler decidió investigar un tema al que ya había dedicado un tiempo al inicio de sus estudios de medicina en Marburgo: compuestos del ácido ciánico [HOCN] y el cianógeno [(CN)2]. Como parte de sus experimentos Wöhler intentaba sintetizar varios cianatos, entre ellos el de amonio. Intentó conseguir éste [NH4(OCN)] tratando cianato de plomo [Pb(OCN)2] con amoniaco [NH3] en medio acuoso. Tras calentar la disolución para prepararla para la cristalización se dio cuenta de que al enfriar aparecían unos cristales incoloros, que no pudo identificar en ese momento.

Himalaya isostasia

Hoy ha comenzado a publicarse en el Cuaderno de Cultura Científica nuestra nueva serie sobre conceptos básicos de ciencia con una anotación sobre la isostasia.

La serie De… pretende presentar, desde un punto de vista histórico, algunos conceptos fundamentales de la ciencia que, según nuestro criterio, toda persona culta debería conocer.

El título genérico de las anotaciones intenta reflejar cuatro intenciones a la hora de concebirlas. En primer lugar no son presentaciones sistemáticas o muy detalladas ya que no pretenden ser un texto definitivo sobre el asunto que se trata y, por eso mismo, y en segundo lugar, intentan ser una invitación a la exploración y al descubrimiento. En tercero, la presentación histórica puede ayudar a comprender mejor algunos conceptos y, finalmente, esta misma aproximación histórica tiene como objetivo presentar la ciencia como la actitud dinámica y sistemática de adquisión de conocimiento que es. Todo ello condensado en un simple De…

Calcita

A finales del siglo XVIII Martin Heinrich Klaproth continuó el trabajo donde Dolomieu lo había dejado. Klaproth identificó tres formas cristalográficas diferentes de carbonato cálcico: calcita, aragonito y vaterita. Publicó las diferencias detalladas entre estos tres minerales en su Beiträge zur chemischen Kenntniss der Mineralkörper, obra en cinco volúmenes publicada entre 1795 y 1810. Haüy se mostró muy interesado en este descubrimiento, pero le desconcertaba el aragonito: a diferencia de la calcita, no se rompía en romboedros.

Aragonito

Eilhard Mitscherlich

2logos_frame_nolettering

Como seguramente ya sabes, este 2014 es el Año Internacional de la Cristalografía (IYCr). Con este notivo Bernardo Herradón tuvo la iniciativa de crear el Festival de la Cristalografía. Experientia docet tiene el privilegio de acoger la segunda edición (la del monoclínico primitivo) entre el 1 y el 31 de enero de este año.

festivalcristalograficc81a

Las normas de participación son muy simples y, por eso mismo, es necesario leerlas:

Recién formada

Hay descubrimientos que acaparan portadas en la prensa generalista y que se publican en las revistas científicas más prestigiosas que parece que van a cambiar de forma revolucionaria nuestras ideas sobre algún aspecto importante de nuestro conocimiento del mundo. Hay veces, las menos, en que esto es así. El que sea poco frecuente se debe a que la ciencia es acumulativa y a que, por tanto, los nuevos descubrimientos deberían encajar con lo ya archicomprobado. Por eso se dan casos en los que estos descubrimientos “revolucionarios” que suponen “un cambio de paradigma” se encuentra que tenían un error serio de base; recordemos los neutrinos superlumínicos o la vida basada en arsénico. Hoy traemos otro caso muy reciente que ha pasado más desapercibido y que nos permitirá invitar al repaso de algunas cosas de las que hemos visto en esta sección del Cuaderno durante el año que ahora acaba.

Continúa leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica